martes, 15 de marzo de 2016

ultra-apostatar

El que te obliguen a ser HUMANO supone hoy la base de la esclavitud. Porque eres Humano, tienes unos derechos que te han impuesto, así como unas obligaciones. Todos los seres humanos son iguales: es decir, te están obligando a ser (socialmente) igual que cualquier gilipollas de mierda. Al ser Humano, hay una Policía que te vigila y una Justicia que te castiga. ¿Por qué eres Humano? Porque una Ciencia, a los servicios del Dominio, ha establecido unos parámetros para definir una especie, la tuya. ¿Te han hecho algún análisis genético? ¿Y si algún gen ha mutado? Nada de eso. Aparte, no se trata de analizar ni clasificar. El Poder es quien analiza y el Poder es quien clasifica. Nada de división de poderes. Eres Humano y ya está. No tienes alternativa. Cuando naces, eres adoptado por la Santa Humanidad. Y ahí comienza la gran esclavitud. Deseo apostatar de la Humanidad... pero, ¿a quién dirijo mi carta? Hasta que no puedas no ser humano, no serás "libre" lo más mínimo en la sociedad humana. Y no se trata de reivindicar nada a los Humanos. Yo no quiero nada de ellos, sino hacer con ellos lo que quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.